«Por amor a tu nombre, te amé incluso antes de que tú me conocieras” Palabras de Isaías que resonaron en mi corazón, mientras preparaba junto al Padre Leonardo y mis compañeros el “Encuentro de formación de Educadores Ignacianos” del día viernes 18 de febrero en la Parroquia Santa María del Trujui.

Este año, un grupo de docentes del que formé parte, tuvo el hermoso desafío de preparar la capacitación para sus colegas. Este encuentro, formó parte de un plan de capacitación en Identidad Ignaciana que comenzó hace un año. No estuvimos solos, el Padre Julio Merediz, sj compartió grandes reflexiones, haciendo hincapié en lo importante que es saber “escuchar” (con todo lo que esa palabra conlleva) para poder ayudar al prójimo de la mejor manera. Además, el Licenciado Ricardo Moscato, brindó una exposición para presentar la Introducción del Itinerario Formativo. En ella destacó la importancia de poder acompañar a nuestros chicos en el camino de la fe.

El trabajo en grupos nos permitió reflexionar acerca de en qué momentos nos sentimos amados por Dios. También, nos posibilitó dialogar sobre el reconocimiento de nuestras necesidades y fortalezas para poder compartirlas con los demás.

La jornada (que finalizó con la Santa Misa) nos remarcó, que la edad escolar es la más importante para transmitir la fe, y por ese motivo, debemos estar preparados para tan valiosa misión. Nos invitó, a hacer tomar conciencia a nuestros estudiantes del amor inconmensurable del Dios que nos dio la vida y nos convocó especialmente a la alegría del buen cristiano. Esa que contagia a nuestros niños el deseo de vivir conociendo y siguiendo a Dios.

Sebastián Acosta (Docente)